Crisis económica y gasto Público

Comparte esta información con tus contactos

Publicado originalmente en Noviembre 2010

Hace unos días me encontré por casualidad con un gráfico explicando la evolución del PIB y los gastos de la Administración Pública Española durante los últimos años. Después de un pequeño análisis, llegué a la conclusión de que las cifras eran correctas y me puse a intentar entender lo que suponen de cara a la evolución de este país y nuestro posicionamiento cara a salir de la actual crisis económica, que tanto nos preocupa a todos. En el Cuadro 1 aparecen las cifras de partida del análisis: Tanto el PIB, como los gastos de la Administración Pública Española, ambos expresados en miles de millones de euros “corrientes” (esto es: la cifra incurrida cada año, sin descontar la pérdida de poder adquisitivo de la moneda, lo que no hace fácil comparar unos años con otros).


Cuadro1

Cuadro1


La foto comparativa presenta la imagen de una economía que crece, tanto en PIB como en los gastos de la Administración, aunque las cifras pueden reflejar una realidad distorsionada, ya que no tienen en cuenta la pérdida del poder adquisitivo del euro. Para ello lo que hacemos es convertir todas las cifras a “Euros de 2.009” utilizando el programa de actualización de rentas, disponible para todos en la página Web del Instituto Nacional de Estadística (INE). En virtud de esta conversión nuestro anterior Cuadro 1 se nos convierte en el Cuadro 2:


Cuadro2

Cuadro2


Ahora ya podemos establecer algunas comparaciones, teniendo en cuenta que durante este periodo de tiempo; en España, han gobernado dos fuerzas políticas distintas: Conservadores (entre marzo de 1996 y marzo de 2004), con una clara tendencia neoliberal y Progresistas (a partir de marzo de 2004).

La primera cuestión es qué tendencia ha conseguido mayor crecimiento económico. Para ello comparamos el tanto por ciento de crecimiento del PIB promedio por año. Así nos sale que en el periodo de gobierno Conservador el PIB (actualizado a 2009) ha pasado de: 615,26 Millardos de Euros a final de 1995 (tomaron el poder en marzo de 1996) hasta 872,16 Millardos en 2003 (el último ejercicio económico que cerraron). Con igual criterio el PIB del país pasó de 872,16 a final de 2003, hasta 1053,9 Millardos en el ejercicio de 2009 bajo el gobierno Progresista. Estas cifras nos presentan un crecimiento medio de: 5,22% y 3,47% por año gobernado por Conservadores y Progresistas respectivamente.

En una primera lectura parece que bajo el gobierno Progresista la economía se ha desarrollado menos en términos de poder adquisitivo, pero hay que tener en cuenta que en 2008 es el comienzo de la crisis económica mundial, que hace entrar al país en recesión (igual que todos los países de nuestro entorno) en 2009, por lo que la comparación en un periodo donde se incluye un acontecimiento tan extraordinario, no nos permite comparar en igualdad de condiciones, por lo que vamos a excluir del periodo de comparación los datos de 2009. Haciendo el mismo ejercicio de calcular el crecimiento del PIB por año, sale un crecimiento anual de 5,16% durante el gobierno Progresista, muy similar al 5,22% obtenido durante el último periodo de gobierno Conservador.

Aquí hay un punto de reflexión sobre la capacidad de gestionar la economía de un gobierno Progresista versus un sistema Conservador neoliberal, como es el caso del último partido en el Gobierno de España: A pesar de las críticas y comentarios: no se ha apreciado que un sistema neoliberal sea capaz de gestionar la economía de una manera más eficiente, como se ha demostrado en el caso de España. Adicionalmente, tenemos que tener en cuenta que todo el mundo coincide en que la causa final de la crisis ha sido la expansión de una economía neoliberal que al crecer de manera descontrolada y desordenada, ha provocado la mayor catástrofe económica de la historia contemporánea.

Si vamos al capítulo de los gastos de las AAPP y utilizando los mismos criterios, el incremento de anual del gasto durante el periodo de gobierno Conservador ha sido del 3,47% anual versus el 6,31% durante todo el periodo de gobierno Progresista o el 5,73% anual si quitamos el año 2009.

En términos absolutos, el incremento del gasto de las AAPP viene representado en el Cuadro 3, donde la línea roja representa el aumento de gasto (en términos de 2.009) y la línea azul representa el máximo de gasto de las AAPP del último gobierno Conservador.

Es impresionante ver que 2005 es el único año (entre 2004 y 2009) que los Progresistas han incrementado el gasto de las AAPP menos que los años que más aumentó el gasto con el último gobierno Conservador (1998 y 2001). Evidentemente (Cuadro 2) el gasto ha ido aumentando año tras año (en términos constantes de 2009). Esto significa que consistentemente (salvo la excepción del 2005) el gobierno Progresista ha ido incrementando anualmente el gasto de las AAPP más que los Conservadores.

Ante este panorama algunos podrán tener la tentación de tachar de manirroto al actual gobierno Progresista, pero nada más alejado de la realidad ya que hay que entender la enorme precariedad de la economía heredadas del último gobierno Conservador.


Cuadro3

Cuadro3


Hay varias opiniones y cifras, pero muchos autores apuntan a que aproximadamente el 24,7% del PIB de España dependía de la construcción. Una parte importante de esta cifra la constituye la construcción de vivienda residencial, que es lo que ha constituido el fenómeno de la llamada “burbuja inmobiliaria” o “ladrillazo”.

Es evidente que el gobierno Progresista, cuando llegó al poder en 2004, no podía reconducir de golpe esta parte importante de la economía del país, sin afectar de manera grave nuestra economía. Lo que hizo fue poner en marcha varias iniciativas (dependencia, incentivación del mercado de alquiler de viviendas, inversiones en infraestructura,…) para poder ir desacelerando los efectos perniciosos que el “ladrillazo” tenían en la riqueza de nuestro país, pasando de una economía basada en la especulación, el empleo precario y la mano de obra barata a una economía en una moderna infraestructura del país, el desarrollo de industria moderna y un modelo competitivo similar el de los países de nuestro entorno.

En 2008, la llegada de la crisis económica global impidió culminar ordenadamente con la transición de nuestra economía hacia un modelo más acorde al de países de nuestro entorno y menos dependiente de la construcción. Es entonces cuando estalla la burbuja inmobiliaria, creando la mayor tasa de paro de los últimos años en España, alrededor del 20% (en el tercer trimestre de 2010, según el INE) y 4 millones de personas. Curioso resaltar, según declaraciones de Valeriano Gómez –Ministro de Trabajo- que de los cuatro millones de parados, más de 2 millones provienen del sector de la construcción, o sea: están en el paro debido a la rotura de la burbuja inmobiliaria. Ver la entrevista en “los Desayunos de TVE”, en el minuto 3 de la segunda hora del programa (minuto 63).

La reacción del Gobierno Progresista es aumentar la inversión en temas sociales y continuar con la inversión en infraestructuras y promover el cambio del modelo productivo del país. Esta es la razón por la que el gasto de las AAPP sube a partir del inicio de la crisis económica mundial.

Conclusiones y reflexiones:

1.- De acuerdo a los datos de los últimos años, el modelo económico neoliberal propugnado por el último gobierno Conservador, no ha generado un crecimiento del PIB superior al generado por el gobierno Progresista.

2.- El aumento de los gastos de las AAPP de los últimos años, está originado por una clara estrategia de inversión en temas sociales y reconversión del modelo productivo del país, necesaria dada la composición del PIB heredada del último gobierno Conservador.

3.- La única forma de conseguir el retorno al mercado del trabajo de los cuatro millones de parados actuales es la reconversión de los mismos (mas de la mitad, provienen de la burbuja inmobiliaria) y esto es el camino que ya ha iniciado el actual gobierno Progresista.

4.- La recuperación de la economía se producirá antes que la vuelta del paro a niveles “normales” y ambas cosas no se producirán de manera rápida.

5.- Es normal el incremento del gasto de las AAPP, reflejándose una clara estrategia de salir de la crisis que no un despilfarro en la gestión (como algunos intentan hacernos creer).


Comparte esta información con tus contactos

2 comments to Crisis económica y gasto Público

Leave a Reply

  

  

  

*