El cheque educativo

Comparte esta información con tus contactos

En función de lo que marque su “Constitución”, cada Estado tiene un papel diferente en cuanto a su intervención en el Sistema Educativo, por lo que la discusión puede tener matices diferentes habiendo puntos comunes entre ellos, existiendo una apasionada discusión de posiciones enfrentadas en general y en particular sobre el punto concreto del cheque escolar. Esta discusión incide en “la línea de flotación” de la discusión en relación a la privatización de la enseñanza y más en concreto de “la obligatoria”. Cada país tiene su propio contexto marcado por las leyes a la vez que intervienen otros componentes tales como la madurez y estabilidad democrática y la tradición liberal de la sociedad. La discusión no es la misma en USA (madurez democrática y tradición liberal), UK (fuerte tradición liberal) o España (democracia “joven” y tradición de estado intervencionista).

Yo estoy en contra del cheque escolar dado el fracaso del sistema liberal lo que nos lleva a la necesidad de mantener intervenidos servicios públicos esenciales para la Sociedad, tales como la sanidad, administración de justicia, seguridad y enseñanza pública.

El fracaso del sistema liberal.

Estamos en mitad de la mayor crisis económica de la historia moderna que ha tenido su origen en la codicia de una serie de empresas para enriquecerse de forma rápida, sin establecer adecuados mecanismos para garantizar los derechos de sus clientes: “ideas innovadoras” para aumentar la rentabilidad, enormes primas pagadas a los ejecutivos por resultados a corto plazo, falta de transparencia de resultados y otros puntos.

Adicionalmente, durante los últimos años hemos asistido a la liberalización de los sectores de telecomunicaciones y energía en España y todavía hoy vemos en los sectores liberalizados ejemplos de pacto de precios que evitan la competencia en detrimento de consumidores y en favor de las empresas: mismo precio en el establecimiento de llamada en telefonía móvil; precios entre los más altos de Europa en comunicaciones de datos (DSL) y telefonía móvil; escasa competitividad en precios en los precios del combustible en las gasolineras; fracaso del nuevo esquema de tarifas y suministros eléctricos, etc.

Si bien el impacto de la liberalización de estos servicios no ha provocado el aumento deseado de la competividad empresarial a favor de la sociedad, es cierto que se han conseguido algunas ventajas, muy centradas en el aumento de la oferta de productos y servicios.

Cabe por lo tanto admitir que los servicios públicos se van privatizando a medida que disminuye la dependencia de la sociedad de ellos para satisfacer necesidades básicas. Por ejemplo, en el caso del servicio de Correos, hoy no es indispensable para una gran parte de la sociedad (esto significa que el impacto de una parada en el mismo no paralizaría el funcionamiento de la sociedad).

Situación de la enseñanza.

En el caso de muchos países, la enseñanza pública gratuita se encuentra enmarcada en el ámbito de los derechos constitucionales. En el caso concreto de España se menciona en el artículo 27 de nuestra Constitución.

Visto el fracaso del sistema liberal: ¿cabe considerar que un instrumento que aumente el peso de la privatización de la enseñanza, como considero el cheque educativo, mejoraría el sistema para los ciudadanos? Para mí la respuesta es que aunque en teoría se aumentaría la competividad y la calidad del sistema, existe un enorme riesgo de manipular uno de los derechos Constitucionales de los países, dada la experiencia en otros sectores.

Por lo tanto queda un largo camino para la implantación de herramientas como el cheque educativo, al menos hasta que las teorías liberales nos convenzan de que no van a crear otra crisis financiera mundial y que los sectores liberalizados realmente aumentan la competitividad entre las empresas en beneficio de la Sociedad.

Otro tema diferente sería la discusión de cómo mejorar la estructura del Sistema Educativo para mejorar su calidad y eficiencia.


Comparte esta información con tus contactos

Leave a Reply

  

  

  

*