Somos un pais en recesión económica

Comparte esta información con tus contactos

Ayer, 27 de Octubre hubo otra manifestación em Madrid en contra de los presupuestos presentdos y aprobados por el Gobierno para 2013.

A estas alturas de la película creo que casi todo el mundo hemos entendido que mientras haya sólo recortes y no se haga nada para promover la inversión y el desarrollo económico, no hay nada que hacer y seguiremos impávidos la evolución negativa de la economía y aumento de las cifras del paro. Hay que hacer algo y los responsables de hacerlo no parece que estén por esta labor, sino sólo están por mirar a otro lado y proteger un “orden público” de otra época mediante la masiva presencia policial en la calle y la regulación que pretenden del derecho a manifestarse y expresar su opinión.

Ayer bajé al centro de Madrid, sobre las 10 de la noche, a hacer un recado. El itinerario que hice me hizo pasar por la Avenida del Mediterráneo para desembocar en la Plaza del Emperador Carlos V (Donde está la estación de Atocha). Al llegar a las proximidades de la Estación (Pongo abajo un mapa para los que no conozcáis Madrid “veáis” la zona y también la proximidad con el Congreso de los Diputados)  me quedé atónito: la Plaza, la entrada al Paseo del Prado, las proximidades de la estación de Atocha, y en resumen: toda la zona estaba teñida de luces azules intermitentes.

Eran furgonetas de la Policía, unas aparcadas en fila y otras en movimiento, como patrullando las calles en busca de delincuentes. Eran decenas y decenas de furgonetas y la visión era la de una ciudad sitiada, mas que la de una ciudad de un estado democrático, europeo del siglo XXI.

Yo no tengo nada contra la policía. entiendo que son profesionales a los que les dan unas órdenes que tienen que cumplir y que bastante tienen con los recortes en prestaciones contra los que se habían manifestado ayer por la mañana ante la sede del Ministerio del Interior.

Lo que me parece desproporcionado es el gasto de mantenimiento del “orden público” en unas circunstancias económicas adversas al país y dando una imagen innecesaria de toma policial de las calles.

Según la prensa, el número de manifestantes reconocidos por la Delegación del Gobierno en Madrid era de unos 3.000 Según la prensa, la cifra de policías desplegados para cubrir el “orden público” era entre 1.300 y 1.600:

No es broma, va en serio: Había un policía para cada dos manifestantes!!!!!

No entiendo nada: Estamos en recesión, la gente pasa hambre, los ciudadanos se manifiestan contra las decisiones del Gobierno,…y en lugar de establecerse un cauce de diálogo democrático entre los poderes públicos (cuyo sueldo pagamos todos) y los ciudadanos, se ponen medios policiales para callar a la gente que sale a la calle y amedentrar al resto.

No es válido este gasto inútil de policía en la calle. Cuál es la finalidad?

Un policía cada dos manifestantes puede desembocar en unas cifras de gasto inimaginables si el lugar de 3.000 manifestantes hubieran sido (en la misma proporción) 300.000: A dónde vamos en un país donde se están haciendo recortes sociales a la Educación y la Sanidad Pública?

Yo no sé cuantos agentes de policía componen la dotación de una de estas furgonetas policiales que ayer patrullaban en grupos por las calles de Madrid. Vamos a suponer que la dotación son 8 agentes. Si como dice la prensa se desplegaron entre 1200 y 1600 agentes, esto significa que ayer patrullaban las calles aledañas al Congreso de los Diputados entre 150 y 200 furgonetas de policía con sus luces azules. Os podéis imaginar el espectáculo: represión y un gasto inútil que este país no se puede permitir.

Ya me hubiera gustado que este gasto inútil se hubiera empleado en la creación de puestos de trabajo, o  en ayudar a los empresarios-amo a que aprenda a dirigir bien sus empresas, o en seleccionar los empleados más brillantes para que sean ellos los que ayuden a las empresas a salir adelante (en lugar de los mediocres) o en definitiva: otros usos para ese gasto mucho más justificado que la mera represión injustificada y despliegue de fuerzas.

Llegado a este punto cabe pedir responsabilidades a los políticos por este despilfarro de dinero y cabe cuestionarse que si además de existir los empresarios-amo en este país, también existen los políticos-amo o los políticos-cortijeros que salen de la mediocridad de su clase política y que mantienen el estatus de mediocre en todo lo que parece relacionarse últimamente en este país.


Ver mapa ms grande
Comparte esta información con tus contactos

Leave a Reply

  

  

  

*