Aprendizaje cooperativo

Comparte esta información con tus contactos

La enseñanza debe ser individualizada en el sentido de permitir a cada alumno trabajar con independencia  y a su propio ritmo, pero al mismo tiempo es importante promover la colaboración y el trabajo  grupal. En estudios realizados se ha comprobado que los estudiantes aprenden más, les agrada más la escuela, establecen mejores relaciones con los demás, aumentan su autoestima y aprenden habilidades sociales más efectivas cuando trabajan en grupos  cooperativos que al hacerlo de manera individualista y competitiva.

La colaboración y el trabajo en equipo son componentes que el alumno se va a encontrar normalmente en la vida real:

  • Equipos deportivos.
  • Concursos en los que hay que colaborar en equipo.
  • Proyectos profesionales.
  • Convivencia y logro de objetivos en una empresa.

Adicionalmente, el concepto de aprendizaje ya ha cambiado: hemos pasado del aprendizaje memorístico, típico de la sociedad predigital de los anteriores siglos al aprendizaje por competencias que básicamente deja a un lado la componente repetitiva y proporciona a los alumnos libertad de buscar los temas e investigarlos. Si este proceso de aprendizaje se desarrollo en grupo, es evidente que la riqueza en la adquisición de conocimientos es superior a la individual.

Es evidente la importancia de la utilización de las técnicas grupales para estimular el aprendizaje y también tienen una importancia grande en el aprendizaje de situaciones sociales que se darían fuera de la escuela y al tener una convivencia grupal, se evidencian dentro del aula permitiendo al profesor un encauzamiento adecuado.

Si comparamos las características del aprendizaje clásico con el que se puede obtener mediante cooperación tendríamos:

APRENDIZAJE INDIVIDUALISTA

  • No existe relación entre los objetivos que persigue cada uno de los alumnos, las metas son independientes entre si.
  • El alumno percibe que el conseguir sus objetivos depende de su propia capacidad y esfuerzo, de la suerte y de la dificultad de la tarea.
  • Existe una motivación extrínseca, con metas orientadas a obtener valoración social y recompensas externas.
  • Los alumnos pueden desarrollar una percepción pesimista de sus capacidades de inteligencia.
  • Se evalúan a los estudiantes en pruebas basadas en los criterios, y cada uno de ellos trabaja en sus materias o textos ignorando a los demás.
  • La comunicación en clases con los compañeros es desestimada y muchas veces castigada.
  • Se convierte en un sistema competitivo y autoritario, produciendo una estratificación social en el aula.

APRENDIZAJE COOPERATIVO

  • Se establecen metas que son benéficas para si mismo y para los demás miembros del equipo.
  • El equipo debe trabajar junto hasta que todos los miembros del grupo hayan entendido y completado la actividad con éxito.
  • Se busca maximizar el aprendizaje individual pero al mismo tiempo el aprendizaje de los otros.
  • Los fracasos son tomados como fallas del grupo, y no como limitaciones personales en las capacidades de un estudiante.
  • Se evalúa el rendimiento académico de los participantes así como las relaciones afectivas que se establecen entre los integrantes.
  • Se basa en la comunicación y en las relaciones. Respeto hacia las opiniones de los demás.
  • Es un sistema que valora aspectos como la socialización, la adquisición de competencias sociales, el control de los impulsos agresivos, la relatividad de los puntos de vista, el incremento de las aspiraciones y el rendimiento escolar.

No parece que haya muchas dudas si pudiéramos elegir el tipo de aprendizaje a promocionar en un centro determinado. La pregunta es hasta qué punto contamos con los recursos y los procesos adecuados.

Es de nuevo la eterna discusión sobre la evolución pedagógica. Cualquier evolución precisa de especialistas y agentes en gestión del cambio que estén involucrados y aparte que actualmente en sistema educativo carece de ellos, hay preguntas anteriores  que debemos de hacer en relación al actual sistema educativo (público):

  • ¿Los funcionarios que ejercen de profesores, fueron elegidos por ser los mejores o por memorizar unos cuestionarios para unas oposiciones?
  • ¿Los profesores han recibido adecuada formación y reciclaje durante su vida profesional?
  • ¿Existe un sistema de evaluación (tipo evaluación 360º) que informe e los profesores de áreas de mejora en su desempeño profesional?
  • ¿Los profesores están motivados para innovar? ¿Qué ganan si innovan?

Es evidente que hay que innovar, lo que no es tan evidente es que en el sistema educativo existan lo procesos y los métodos que permitan la innovación institucional del sistema, mas allá de la labor callada y heroica de unos cuantos docentes en aras de alcanzar sus metas vocacionales.


Comparte esta información con tus contactos

Leave a Reply

  

  

  

*